martes, 19 de febrero de 2008

Análisis de los Documentos


Y aqui estamos el equipo 1 de la cátedra de Pensamiento Bolivariano con el cual tuvimos la grata experiencia de compartir los conocimientos de nuestro Profesor Carlos Mendoza, quien nos motivó a la realización de un proyecto que sirviera como ejemplo de creatividad, de apoyo referencial o simplemente dar a conocer a quien quiera saber nuestra opinión basada en los documentos de Bolívar quien fuera un grande hombre en sus tiempos pasados pero que aún en la actualidad es un gran ejemplo para todos los Venezolanos y todos los pueblos que le dieron el nombre de El Libertador Simón Bolívar.

He aqui pues nuestros informes realizados para ser leidos, reflexionados y comentados por todos nuestros lectores internautas:



CLARITZA GONZÁLEZ:

MANIFIESTO DE CARUPANO

Análisis del documento

El Manifiesto a Carúpano es una explicación del nuevo fracaso de la segunda República de Venezuela hecho por simón Bolívar el 7 de Septiembre de 1814.
En este manifiesto Bolívar se quejaba de la justicia de los hombres y abogaba por la justicia divina, expresa que sus conciudadanos venezolanos no estaban preparados para el ejercicio de la justicia, por lo tanto no eran capaces de de desarrollar sus propias leyes, lo que significa que no podían entender el verdadero significado de la libertad, la cual se basa en el ejercicio práctico y no solamente en palabras. Siendo este el caso, Bolívar debe obligar prácticamente a sus compatriotas venezolanos a asumir el ejercicio de la libertad, a pesar de su falta de aprecio ante la misma.
El Libertador, hace una fuerte crítica al pueblo venezolano que no sigue sus ideales y por el contrario celebra la fuerza del pueblo colombiano ante la posición que asume por la libertad.
Este documento contiene un pensamiento claro sobre el colapso de la Revolución la cual se mantiene en la esfera simplemente política, atropellada por los enemigos de la patria. Bolívar insiste en el carácter fratricida o "civil" de nuestra contenida emancipadora lucha de independencia. Se despide con un compromiso solemne, el de regresar "Libertador o Muerto", sin escatimar sacrificios.
Sostiene que su destino ya está marcado por la dedicación a la causa de la independencia. Concluye con seguro optimismo, como que sabía de las enormes reservas morales del pueblo y conocía bien las suyas propias.

Fue con el Manifiesto de Carúpano cuando Simón Bolívar expuso en forma detallada sus criterios políticos respecto a la situación social que impedía el desarrollo de los gobiernos republicanos en Venezuela.
Declara El Libertador que el establecimiento de la libertad en un país de esclavos es una obra tan imposible de ejecutar súbitamente, que está fuera del alcance de todo poder humano; porque así como la justicia justifica la audacia de haberla emprendido, la imposibilidad de la adquisición califica la insuficiencia de los medios"

Juicio crítico. Planteamientos de la actualidad

Así como Bolívar, se quejaba de la justicia para la época de 1814, de la misma manera hoy nosotros nos quejamos de nuestro sistema de justicia.
Actualmente las críticas de los ciudadanos al sistema de justicia en Venezuela son muchas, por ejemplo: la necesidad de modernizarlos para que tengan un desempeño más eficiente.
Para lograr que estos procesos se consoliden es necesario forjar un compromiso entre los dirigentes políticos y sociales que integran los diversos sectores en el país, así como con los jueces y abogados y litigantes.
Dado que los sistemas de justicia afectan una gama muy amplia de individuos, se debe dedicar tiempo y esfuerzo para establecer estas coaliciones con el objetivo de impulsar nuevas reformas, donde deben figurar necesariamente: los ciudadanos, dirigentes políticos, funcionarios de gobierno, abogados, jueces y demás actores del sistema de justicia. Lo importante es lograr que la opinión pública tome conciencia de la importancia del tema.
Al igual que Bolívar muchos piensan que el problema esta en las leyes que rigen el sistema, por esta razón, no tienen esperanza de que la cosas cambien, entonces se dan por vencido y no les queda otro remedio que apelar a la justicia de Dios, como último recurso como también apelo Bolívar en su tiempo. Sin embargo esto es un grave error porque ciertamente existe la justicia divina pero Dios ha dotado al hombre de autoridad, inteligencia y habilidades para ejercer la justicia terrenal, de modo que produzca en el hombre un bien común.
Los venezolanos debemos prepararnos para administrar mejor la justicia asumiendo el ejercicio pleno de la libertad que hoy disfrutamos por el esfuerzo y el sacrificio de muchos venezolanos.
MANUEL MARTÍNEZ
MANIFIESTO DE CARUPANO
Análisis del manifiesto de Carúpano:

El Manifiesto de Carúpano es una explicación del nuevo fracaso de la segunda República de Venezuela hecho por Simón Bolívar el 7 de septiembre de 1814. En este manifiesto Bolívar se quejaba de la justicia y que mientras los venezolanos no fueran capaces de desarrollar sus propias leyes no entender la libertad, ya que esta no son solo palabras sino ejercicio practico, siendo este el caso de Bolívar debe obligar prácticamente a sus compatriotas venezolanos a asumir el ejercicio de la libertad, y que estos mostraban su falta de aprecio ante la misma.

Hace una fuerte critica al pueblo venezolano que no lo sigue y celebra la fuerza del pueblo Colombiano ante la posición que asume por la lucha de la libertad contiene un pensamiento claro sobre el colapso de la Revolución esta se mantiene en la esfera simplemente política, atropellada por Boves y sus huestes. Insiste Bolívar en el carácter fratricida o “civil” de nuestra contenida emancipadora. Se despide con un compromiso solemne, el de regresar “Libertador o Muerto”, sin escatimar sacrificios, como lo hará en 1816. Sostiene que su destino ya esta marcado por la dedicación a al causa de la independencia. Concluye con seguro optimismo, como que sabia de las enormes reservas morales del pueblo y conocía bien las suyas propias.

Fue con el Manifiesto de Carúpano cuando Simón Bolívar expuso en forma detallada sus criterios políticos respecto a la situación social que impedía el desarrollo de los gobiernos republicanos en Venezuela, declara “El libertador que el establecimiento de la libertad en un país de esclavos es una obra tan imposible de ejecutar súbitamente , que esta fuera del alcance de todo poder humano; porque así como la justicia la audacia de haberla emprendido, la imposibilidad de la adquisición califica la insuficiencia de los medios”.


Juicio critico. Planteamiento de la actualidad:

Así como Bolívar se quejaba de la justicia, para la época de 1814 asimismo hoy nosotros nos quejamos de nuestro sistema de justicia.

Actualmente las críticas a los sistemas de justicia en Venezuela son muchas como por ejemplo: la necesidad de modernizarlos para que tengan un desempeño eficiente. Para lograr que estos procesos se consoliden es necesario forjar un compromiso con la reforma entre los dirigentes políticos y sociales de diversos sectores, así como con los jueces, abogados y litigantes.

Dado que los sistemas de justicia afectan una gama muy amplia de individuos, se debe dedicar tiempo y esfuerzo para establecer estas coaliciones para establecer leyes e impulsar nuevas reformas, donde deben figurar necesariamente: los ciudadanos, dirigentes políticos, funcionarios del gobierno, abogados, jueces y demás actores del sistema de justicia. Lo importante es lograr que la opinión pública tome conciencia de la importancia del tema.

Al igual que Bolívar muchos piensan que el problema esta en las leyes que rigen el sistema, por ende no tienen esperanza en que las cosas cambien, entonces se dan por vencidos y no les queda otro remedio que apelar a la justicia divina pero de Dios ha dotado al hombre de autoridad, inteligencia y habilidades para ejercer la justicia terrenal, de modo que produzca en el hombre un bien común.
Los venezolanos debemos prepararnos para administrar mejor la justicia asumiendo el ejercicio pleno de la libertad.

FRANCISCO FIGUEIRA

TESTAMENTO DE BOLÍVAR

Simón Bolívar llegó a Santa Marta el 6 de diciembre de 1.830 tras una penosa travesía por el río Magdalena desde Bogotá y a pesar del buen clima y las atenciones recibidas, su salud empeoró a los pocos días, teniendo algunos momentos de lucidez que le permitieron dictar su testamento y su Última proclama, donde un Bolívar gravemente enfermo clamó porque su muerte por lo menos permitiera la consolidación de la unión y la desaparición de los partidos.
En la actualidad, la autenticidad de un documento se hace dudoso a primera vista, ya que con la tecnología hoy día se permite a dichos documentos ser escaneados por computadora y fácilmente fotocopiados a color para finalmente ser falsificados. El capitalismo entre muchas cosas ha logrado que el dinero tenga mas peso que “la palabra” y que el ser humano sea comprado por varias monedas, no como esclavo como en el pasado sino entre otros, compra los secretos que guarda, su reputación dando lugar a mas corrupción por el poder adquisitivo, Hoy muchos documentos legales pueden ser falsificados y por ende existe entre la población mayor desconfianza e incredibilidad. En el pasado existía el valor de “la palabra” y cuando alguien daba su palabra era suficiente, es así el caso de este hombre, mucho más tratándose de un Prócer de la Independencia como lo es el Libertador Simón Bolívar.
Al leer el mismo se puede notar la esencia de su escritura, la pulcritud de su pensamiento su educación formada, la claridad en la quería dejar las cosas de su entorno correctamente establecidas, de manera legal y en su sano juicio. Sin saber que solo le quedaban siete días de vida y con súplicas de su fiel mayordomo por la realización del testamento, Bolívar supo como comenzarlo y finalizarlo con gran inspiración y hasta se puede pensar que con la certeza de que iba a ser leído por siglos.
Sirvan pues, estos sencillos párrafos para rendir homenaje no solo a un hombre humilde y solidario que fue apoyo de nuestro General de hombres y mujeres libres, sino también para recordar que la amistad y la solidaridad, valores casi olvidados en nuestro entorno (sobre todo en las luchas políticas), siguen siendo los pilares de la convivencia democrática de los pueblos del orbe.

SOBRE EL TESTAMENTO DE BOLÍVAR

El diez de diciembre del 2007 se cumplieron 177 años de un hecho poco reseñado en los textos escolares: en esa fecha, un agonizante Simón Bolívar, desencantado, enfermo y prematuramente envejecido, en la Hacienda San Pedro Alejandrino de Santa Marta (Colombia) dictaba ante sus edecanes, el Coronel Joaquín de Mier y el escribano José Catalino Noguera su última voluntad. En anteriores ocasiones, Bolívar se había resistido a escribir sus memorias y hacer un testamento porque, según decía, nada tenía para dejarle a nadie. Sin embargo, debió cambiar de parecer en sus días finales, entre muchas razones, porque tenía familiares cercanos como sus hermanas y los hijos de su difunto hermano, Juan Vicente a quienes no podía dejar desamparados. Aún más: el hombre que había decretado la libertad para los esclavos, comenzando con los suyos, sólo tenía en los últimos años un sirviente: José Palacios, seis años menor que él. Bolívar no estaba dispuesto a irse de este mundo sin dejarle algo (un título, un dinero, lo que fuese de valor) como recompensa al hombre que le había sido fiel acompañante y confidente durante tantos años. Y le dejó 8000 pesos, un dinero apreciable (aunque no cuantioso) para esa época.
José Palacios, hombre ignorado por la historia oficial y la de los textos escolares, era un esclavo que pertenecía a la madre del Libertador y que pasó al servicio de éste, siendo quizá adolescente. Con él estuvo en los destierros, en las batallas en primera línea; en las malas, en las buenas y en las peores circunstancias. Siempre se negó a aprender a leer y escribir, pero a despecho de ello, poseía una memoria que le permitía recordar frases de importancia y los onomásticos que siempre en las mañanas recitaba a Bolívar. Nunca quiso llevar uniforme o título militar alguno y siempre se identificó con las necesidades y gustos de su señor. Este ignorado hombre, entre tantos otros, en más de una ocasión le salvó la vida a su señor y, tal era su solidaridad, que padecía con él sus dolores y sus desengaños.
Pero en la noche de aquel 10 de diciembre funesto, Palacios suplicó a Bolívar que cambiara su voluntad, pero él fue inflexible: no podía renunciar a aquella cláusula y debía vivir de algo. Cosa triste: Palacios no sabía hacer otra cosa, ni podía servir a más persona que al General. Aquí uno compara la generosidad (llevada al extremo, podría decirse) de un hombre que había conquistado y merecido tantas glorias como el que más pero que moría pobre y despreciado, con la de ciertos personajes de su época y posteriores, también con glorias conquistadas, pero que vivían en el lujo y la opulencia más grotescos y que eran capaces de echar al olvido, a quienes les debían afectos o apoyos.

Gracias al historiador bolivariano, Vinicio Romero Martínez, podemos tener idea cierta del destino final que le aguardó a José Palacios. Tal como dice García Márquez en “El general en su laberinto”, Palacios derrochó aquel dinero y a la muerte de Bolívar, se quedó vagando y pidiendo limosna por las calles de Cartagena. Allí se hizo alcohólico y terminó sus días como mendigo licenciado (retirado) del ejército libertador. Pero, una vez más, a despecho de sus males, gracias a Palacios, a los edecanes y algún cronista de la época, se han podido conocer algunas de las intimidades del Libertador.

CLARITZA GONZALEZ

LEY FUNDAMENTAL DE COLOMBIA

Análisis del documento
El 17 de diciembre de 1819 el Congreso de Angostura decreta la creación de lo que se conoce históricamente como La Gran Colombia. Mediante este decreto, o Ley Fundamental de Colombia, «las Repúblicas de Venezuela y la Nueva Granada quedan desde este día reunidas en una sola, bajo el título glorioso de República de Colombia».
Esta nueva República se dividió en tres Departamentos, cuyas capitales eran Caracas, Quito y Bogotá. La Ley fue ratificada en 1821 por el Congreso de Cúcuta. Este día nace Colombia y once años más tarde muere su creador. Cabe destacar que los intentos de unificación de Venezuela y Nueva Granada se manifestaron desde los comienzos del movimiento de independencia. La iniciativa en este sentido correspondió a Venezuela por parte de la Junta Suprema de Caracas, en 1810 con el objeto de concertar un tratado de amistad, alianza y federación con el país vecino.
Bolívar en la Carta de Jamaica, predijo la unificación de los dos países, con el nombre de Colombia que adoptaría y la forma de gobierno. El empeño de crear esta nueva nación se vio coronado el 17 de diciembre de 1819, fecha en la cual el Congreso de Angostura, a solicitud del Libertador victorioso en Boyacá dictó la LEY FUNDAMENTAL DE LA REPUBLICA DE COLOMBIA, que consagró jurídicamente la formación de una sola república con el territorio de la antigua Capitanía General de Venezuela y el Virreinato del Nuevo Reino de Granada.
La creación de la República de Colombia contribuyo de manera eficiente al desarrollo de la Guerra de Independencia. Con este hecho, quedaron planteados nuevos objetivos estratégicos y políticos y adquirió mayor fuerza la causa independiente. Con la unión de Venezuela y Nueva Granada se modificó el teatro de la guerra y se ampliaron los objetivos militares y políticos de la contienda.
Al crearse la República de Colombia, en la propia Ley Fundamental se convocó el Congreso que debía promulgar la Constitución del nuevo Estado. La Constitución de Angostura no podía aplicarse a Colombia, pues había sido elaborada para Venezuela por los representantes de las provincias venezolanas. La nueva nación comprendía Otros territorios, cuyos habitantes debían estar representados en la elaboración de la Carta Fundamental. Este Congreso Constituyente se instaló en Cúcuta el 6 de mayo de 1821.
El Congreso de Cúcuta ratificó la Ley Fundamental de la República de Colombia. En este sentido, dictó el 12 de julio de 1821, la LEY FUNDAMENTAL DE LA UNIÓN DE LOS PUEBLOS DE COLOMBIA, en cuyos primeros artículos declara:
"Los pueblos de la Nueva Granada y Venezuela quedan reunidos en un solo cuerpo de nación, bajo el Pacto expreso de que su gobierno será ahora y siempre popular representativo".
"Esta nueva nación será conocida y denominada con el título de República de Colombia"
El Congreso de Cúcuta, promulgó el 30 de agosto del mismo año, la Constitución de la República de Colombia, además dictó también varias Leyes importantes para la organización y orientación de la nueva República, abolió el tributo de los indios, suprimió y modificó impuestos. Completó la división político-territorial de Colombia en los siguientes departamentos: Orinoco, Venezuela, Zulia, Boyacá, Cundinamarca, Cauca y Magdalena.
Pero más allá de los límites geográficos antes expuestos, cuando Bolívar y sus contemporáneos mencionaban a los «colombianos» entendían por tales a los ciudadanos de Venezuela y La Nueva Granada (hoy Colombia), al igual que a los ciudadanos de Ecuador y Panamá.

Conclusiones

La creación de La Gran Colombia, representa la obra magna del Libertador, el sueño supremo de Bolívar, para América del Sur. La idea de formar con ambos países una sola nación tuvo su más calificado sostenedor en El Libertador Simón Bolívar, quien la consideraba como la mejor garantía del triunfo independentista.

Sin embargo, la pronta muerte de Simón Bolívar significo una de las razones más poderosas para que este, su gran sueño, se extinguiera en el tiempo, produciendo posteriormente la separación de ambas naciones, hecho que hasta hoy algunos venezolanos creen que resultó ser muy lamentable, ya que actualmente estaríamos hablando de una gran potencia suramericana y del mundo.
Por otro lado, están los venezolanos que creen que lo mejor que pudo pasarle a Venezuela fue haberse separado de Colombia durante ese periodo de independencia, ya que actualmente los problemas que tiene que enfrentar la sociedad Colombiana son muchos más complejos que los de la sociedad venezolana como por ejemplo: Las múltiples guerras civil a lo largo de toda su historia contemporánea, el narcotráfico, secuestro, sicariato, paramilitarismo, la guerrilla y la narcoguerrilla, entre otros.

La importancia que tiene la creación de la República de Colombia significó un acontecimiento crucial en el desarrollo de la Guerra de Independencia. Hasta ese momento los patriotas venezolanos y neogranadinos venían luchando por la independencia de sus respectivos países, es decir cada uno por su lado. El desarrollo de la guerra forjó nuevos lazos entre los patriotas venezolanos y neogranadinos. Esos vínculos se fortalecieron provocando comunicación segura entre ellos.

Hasta ese momento los patriotas venezolanos y neogranadinos venían luchando por la independencia de sus respectivos países, es decir cada uno por su lado. Ahora, unidos en un solo esfuerzo, iban a luchar por la independencia de un territorio mucho más amplio, por tal razón había necesidad de continuar la guerra para establecer la República independiente en los territorios de Venezuela y del sur de Colombia, que aún seguían en poder de los realistas, y completar en esa forma las fronteras de la nueva nación.
Otro hecho significativo es que Bolívar propone el nombre de la nueva nación como “Colombia” hecho que ha sido objeto de muchas especulaciones a lo largo de nuestra historia a tal grado que muchos historiadores se han atrevido a afirmar que El Libertador amo más a Colombia que a su propia tierra, interrogante que para otros aun sigue sin aclararse. Pese a estos comentarios existen investigaciones que aseguran que esto se debe a que Bolívar y Miranda fueron los únicos en darle un verdadero homenaje a Cristóbal Colón como navegante fundador y descubridor de estas tierras.
El sueño de Bolívar para América del sur era tan grande, que cuando el hacía mención de los «colombianos» entendían por tales a los ciudadanos de Venezuela y Colombia, al igual que a los ciudadanos de Ecuador y Panamá, es decir que la visión de Simón Bolívar de unir a Suramérica alcanzaba también a otros estados de la región.

Resulta irónico pensar que siendo Venezuela el país que tomo la iniciativa para contribuir a la unión de ambas naciones por parte de la Junta Suprema de Caracas, en 1810, fuera el mismo de donde provino tal separación a la cabeza del caudillo José Antonio Páez, cuyos intereses eran contrarios a los de Bolívar por tratarse del manejo del poder.

LAIDY PAHUARA

MANIFIESTO DE CARTAGENA

En este manifiesto, Bolívar expone sus consideraciones sobre la situación actual de la guerra de independencia, en especial las causas que llevaron al fracaso la primera republica. Así, Bolívar destaca el surgimiento de un gobierno que adopto un sistema federal con sus consecuencias fatales para los intereses de unificaciones de la republica; por otra parte la orientación que tuvieron los magistrados para procurar el orden social quienes consideraron que el mismo se conformaba y construía con la promulgación de leyes. De manera tal, que tuvimos intelectuales personas del saber como gobernantes, lo que contribuyo a la disolución total de la primera republica.
Por ello, a cada conspiración y acto de corrupción y desobediencia sucedía el perdón que no hacia mas que mandar a hacer el crimen, mas aun cuando la republica se encontraba en construcción social y política. Contrarios a levantar tropas disciplinadas y fuertes, el gobierno procuro la instalación de soldados y demás burócratas sus contrarios a defender los intereses de una república que perseguía su fortificación, contribuyeron al agotamiento publico de la nación.
el sistema federal adoptado por el gobierno irritado de caudillismo que termino dando como resultado la rivalidad entre las provincias y ciudades de Venezuela, mas aun cuando la unificación de la patria se encontraba en gestación.
por otra parte, la adopción de una nueva y desconocida moneda que pretendía mediar las relaciones comerciales genero una gran incertidumbre que aun la población no se encontraba en capacidad de comprender como la expresión abstracta del valor de los bienes y servicios. De manera tal que, la población percibía que con la moneda se les estaba despojando del valor intrínseco (valor de uso) que poseían los bienes políticos, aumentando así el descontento de la población ante el nuevo sistema político independiente de la corona española.
Además de todo ello, lo que mas debilito a la republica fue el sistema federal que adquirió, que siguiendo lasa máximas exageradas de los derechos del hombre promovió el desorden y la bajeza del pueblo venezolano. Debido que a pesar de las bondades del sistema federal, es el más inadecuado para nuestros pueblos, dado su oposición a los intereses de la unificación de una republica que recién nacida.
Bolívar resume las causas principales que dieron al traste con la primera republica expresando que en primer lugar debe colocarse la constitución federal que era tan contaría a los intereses de la republica como favorable a las intenciones de los enemigos. en segundo lugar, el espíritu de indiferencia que se apodero de nuestros gobernantes, tercero, la oposición de conformar un cuerpo de soldados con cuya fuerza pudieran replegar los ataques de los enemigos y por ultimo, el terremoto que fue explotado por el fanatismo de la iglesia católica la cual utilizo para infundir miedos a la población difundiendo la creencia de que el mismo era la respuesta de Dios ante los intentos de independencia de la corona española.
En esta etapa de Bolívar ocurrieron variados acontecimientos, que traían como consecuencia la no consolidación del proyecto o de las ideas que tenia Bolívar para desarrollar en Venezuela la igualdad entre conciudadanos. el terremoto ocasionó la catástrofe para el decaimiento de la nación, ya que no se pudo actuar con rapidez para resolver la problemática que acaecía en ese momento, ya que no existía un solo gobierno para poder tomar decisiones efectivas.
Estas declaraciones de Bolívar en dicho documento, nos puede dar una perspectiva de lo difícil que es construir e implantar un gobierno que pueda tener una visión para impulsar el desarrollo de los pueblos. Algo que Bolívar no pudo materializar es que el pueblo llegara a estar convencidos de la visión política que quería implantar Bolívar en nuestra nación, este fenómeno desvaneció la esperanza de ver una visión totalmente libre de la colonización española, es decir, aunque los monarcas ya no regían nuestra nación todavía quedaban ciudadanos venezolanos serviles a los principios monárquicos.
en nuestra actualidad podemos darnos cuenta que muchas de las ideas de Bolívar podemos aplicarlo para surgir de las naciones, pero también conseguimos las trabas de aquella época, donde existen intereses comunes o individuales que no dejan crear o implantar políticas que puedan darle a las naciones estabilidad social, política, económica y educacional.

LAIDY PAHUARA

TESTAMENTO DE BOLÍVAR

El documento mediante el cual el Libertador declaró su última voluntad antes de fallecer el 17 de diciembre de 1.830. Fue dictado en Santa Marta, Colombia, el 10 de diciembre, el mismo día en que dictó su última proclama y recibió los sacramentos por parte del Obispo de Santa Marta José María Esteves, y fue firmado por Bolívar y el escribano José Catalino Noguera al día siguiente. El original consta de 4 páginas manuscritas por ambas caras y estuvo archivado en una notaría de Santa Marta hasta que fue robado por desconocidos quienes lo vendieron al gobierno venezolano.

El documento está constituido por catorce cláusulas en las que Bolívar declara y ordena elementos de diversa índole, incluyendo su creencia en Dios y la Iglesia Católica, sus bienes y su destino y expresa el agradecimiento con todos aquellos que en algún momento le tendieron una mano. El Libertador le da gracias a Dios, reparte lo poco que le queda entre sus hermanas María Antonia y Juana Bolívar, y sus sobrinos Juan, Felicia y Fernando, hijos de su hermano Juan Vicente Bolívar. De igual manera agradece al General inglés Robert Wilson por el comportamiento de su hijo, el Coronel Belford Wilson, quien le acompaña hasta su última morada. De los papeles que cuida el Sr. Pavageau, pide que los quemen y que una vez fallecido, sus restos sean trasladados a Caracas.
También dejó parte de su fortuna a José Palacios, su mayordomo, quien es un hombre ignorado por la historia oficial y los textos escolares, era un esclavo que pertenecía a la madre del Libertador y que pasó al servicio de éste, siendo quizá adolescente. Con él estuvo en los destierros, en las batallas en primera línea; en las malas, en las buenas y en las peores circunstancias. Siempre se negó a aprender a leer y escribir, pero a despecho de ello, poseía una memoria que le permitía recordar frases que siempre en las mañanas recitaba a Bolívar. Nunca quiso llevar uniforme o título militar alguno y siempre se identificó con las necesidades y gustos de su señor. Este hombre, entre tantos otros, en más de una ocasión le salvó la vida a su señor y, tal era su solidaridad, que padecía con él sus dolores y sus desengaños. Tales eran los servicios que Palacios prestó a Bolívar en muchos años. Pero en la noche de aquel 10 de diciembre funesto, Palacios suplicó a Bolívar que cambiara su voluntad, pero él fue severo: no podía renunciar a aquella cláusula y debía vivir de algo. Palacios no sabía hacer otra cosa, ni podía servir a más persona que al General. Aquí uno compara la generosidad de un hombre que había conquistado y merecido tantas glorias pero que moría pobre y despreciado, con la de ciertos personajes de su época y posteriores, también con glorias conquistadas.


1 comentario:

Antonio dijo...

Amigos, muy bueno el Blog...solo sugiero que lean el libro "La Carta" del "Bolivarianologo" Jorge Mier Hoffman, y comprobaran que muchos de los acotencimientos que nos eneseñaron en la historia "oficial" del Libertador simplemente son falsos, imprecisos o tergiversados. Yo me lei los 2 tomos de esa obra, y estoy convencido que por ejemplo, el supuesto testamento de Bolivar es un documento forjado, y escrito por otra persona posterior a la muerte de Bolivar. Saludos!